Comida

Al terminar, después de que Eduardo nos ejecutó su composición “Las Alas Rotas”, basado en la letra de Amanda Arciniega. Entonces bajamos al comedor para una taquiza, partir el pastel y hacer un brindis. Durante la comida, el grupo Marabunta ejecutó canciones de protesta; Eduardo, un blues y un grupo de Tepito nos deleitó con rock de los 60’s (tenían 60 años). La convivencia estuvo muy alegre.

Viendo el regocijo de los participantes y su entusiasta respuesta, me dió la impresión de que la generación de los mayores, más reflexiva y con mayor claridad de planteamientos, ya va de salida. Los jóvenes, quienes ciertamente están trabajando por un futuro mejor desde los valores del Evangelio, se sienten decepcionados de la Iglesia y su sentido de pertenencia se ha debilitado, con riesgo a diluirse en los movimientos sociales generales. El reencuentro de personas conocidas que caminamos juntos en los mejores años del Movimiento, el diálogo y la conciencia de los nuevos desafíos, denotaban la importancia que para todos nosotros tuvo este evento.
4-034-014-044-194-334-214-8b4-394-26a4-42





4-08a

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s