MONTERREY (30 de agosto)

IMG_4957Con esta visita clausuré mi gira celebrativa. Estuve en Monterrey, entre 1994 y 1999, cuando hice un discernimiento para entregar la parroquia a la Arquidiócesis. Los claretianos habíamos llegado a la ciudad a principios del siglo XX, teniendo que salir durante la Revolución (por ser sacerdotes extranjeros). Hacia 1940 regresamos; pero ya no al Santuario de Nuestra Señora del Roble, que se nos había otorgado. Después de una controversia en que se nos reconoció el derecho, la entregamos voluntariamente a cambio de otra parroquia en algún lugar pobre. Los empresarios de La Vidriera habían construido esta colonia para sus empleados y solicitaron al obispo que nosotros nos hiciéramos cargo desde 1952, con demasiado cambio personal. En mi discernimiento, constataba que la arquidiócesis ya contaba son suficiente personal, con 625 sacerdotes y 600 seminaristas, y me tocó a mí entregarla, con lo cual pudimos abrir una parroquia fronteriza en Ciudad Juárez, más acode al modelo de parroquia misionera.IMG_4944

Tenía especiales ganas de volver a ver a los jóvenes del grupo que formé y que ahora andan treinteando, ya con sus esposas e hijos pequeños. Experimenté a través de ellos las delicias de la paternidad: el descubrimiento, día con día, de la personalidad de los hijos pequeños, que a su año y medio ya manejan el IPod de su papá. Mis amigos me hospedaron y pasearon, reconociendo la remodelación del Río de Santa Lucía. Por la nochecita del viernes se reunió “la raza”, con sus familias y sus “huerquillos”. Todos tienen  “jale” estable; la mayoría dentro de su profesión; aunque las jornadas laborales llegan a las 10 horas. El sábado me llevaron a almorzar machaca, a Villa de García. Me grabaron un disco, con canciones que me dedicaron. El sábado 30 de agosto tuvimos la celebración de la misa, organizada por el P Guadalupe Olivares (Lupito), 07quien había motivado a las personas para dar de cenar a toda la concurrencia. El buen párroco es muy claretiano de espíritu. Me insistía en que regresáramos, pues ahora, con 4 millones de habitantes, la Arquidiócesis tiene alrededor de 400 sacerdotes y no llegan a 100 los seminaristas. Para mi misa, trasladó el cuadro de S Antonio Ma Claret al presbiterio. IMG_0607La misa fue muy solemne, con varios estudiantes para el diaconado. En mi sermón hice “memoria” con ellos, recordando mi estancia en aquella ciudad; les hablé de la presencia claretiana y del sacerdocio, adaptándolo a las lecturas elegidas para la misa. Me dieron un ramillete espiritual, grabado en una placa. Después de la misa, tuvimos la cena, en el jardín, con mesas y sillas, a la luz de sus lámparas, para toda la gente, con un grupo de música. Al día siguiente, domingo, tres familias me acompañaron al aeropuerto y almorzamos allá. Todo, de maravilla.  1009 4-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s