LAS ELECCIONES DEL 1° DE JULIO 2018

 

I. UN SEXENIO DESASTROSO: EPN

1.      ECONOMÍA

2.      POLÍTICA

II. CONTEXTO INTERNACIONAL

1.      EL NEOLIBERALISMO

2.      DONALD TRUMP

3.      LA REALIDAD LATINOAMERICANA

III. EL PERÍODO PREELECTORAL

1.      LA DEMOCRACIA EN MÉXICO: TAREA PENDIENTE

2.      LOS CONTENDIENTES

A.      “TODOS POR MÉXICO”

–          Partido Revolucionario Institucional

–          Partido Verde Ecologista

–          Partido Nueva Alianza

B.      “POR MÉXICO AL FRENTE”

–          Partido Acción Nacional

–          Partido de la Revolución Democrática

–          Movimiento Ciudadano

C.      “JUNTOS HACEMOS HISTORIA”

–          Partido del Trabajo

–          Partido de Encuentro Social

–          Movimiento de Renovación Nacional

 Andrés Manuel López Obrador

D.     LOS INDEPENDIENTES

3.      LAS PRECAMPAÑAS

4.      LAS CAMPAÑAS

 I UN SEXENIO DESASTROSO: Enrique Peña Nieto

Las elecciones del 1° de julio de 2018 están provocando mayor interés, expectativas y tomas de posición, que en otras elecciones anteriores. Su importancia no sólo puede medirse por el número de puestos de gobierno disputados (Presidente de la república, 128 senadores federales, 500 diputados federales, 8 gobernadores (Chis, Gto, Jal, Mor, Pue, Tab, Ver, CDMX), 406 diputaciones estatales, 1,596 ayuntamientos y 24 juntas municipales), ni tampoco por los costos en ella invertidos ($1.217 millones de dólares, el más grande de la historia), ni siquiera este interés se explica por los avances y mecanismos democráticos que indudablemente la sociedad civil ha venido construyendo con gran trabajo y constancia, ni tampoco por el aumento de conciencia política logrado. Se explican sobre todo por los sentimientos colectivos de indignación y hartazgo ante la situación del país al término del sexenio de Enrique Peña Nieto (EPN), el más reprobado de todos los Gobiernos postrevolucionarios (según la encuesta realizada por GEA-ISA el 28 de junio de 2017 –a un año de las elecciones-, el porcentaje de aprobación al Presidente era inferior al 19% y este porcentaje más o menos se ha venido sosteniendo hasta hoy). Las razones de tal crispación social pueden verse por unas cuantas cifras de los cinco años de Gobierno:

ECONOMÍA

  1. Equilibrio entre ingresos y egresos:
  2. Inversiones extranjeras.- Produjeron $150 mil millones de pesos (mmdp)
  3. Fuga de capitales.- Salieron del país $106,468 mmdp en divisas (el quíntuple del sexenio anterior) (corresponde al 75% de las remesas)
  4. Ingresos por remesas de los emigrantes.- $118,993 mmdd (28,771 mdd tan sólo en 2017).
  5. Ganancia por petróleo.- Para tener un punto de comparación: $127,785 mmdd.
  6. Deuda externa.- Nos encontramos fuertemente endeudados (debemos): el endeudamiento en el sexenio fue de $3,580 millones de pesos diarios terminando el período debiendo unos $90,301 mdd, es decir $9, 817,223,600,000 (casi 10 billones de pesos), el 53% de PIB.
  7. Impuestos- Se cargó la mano a los contribuyentes cautivos, pasando de $11,244.14 a $22,654.04. Entre 2012 y 2016 la recaudación fiscal aumentó el 101.47%. Creció el número de pequeños contribuyentes; pero en cambio, a los grandes contribuyentes se les devolvieron tasas por $1,345 mmdp. (v.gr., la industria automotriz).
  8. Inflación.- terminó en 6% en junio 2018.
  9. Apenas el 2% PIB
  10. Devaluación.- 60% (pasó de $12,90 a $20.5).
  11. Corrupción.- Le cuesta al país $347 mmdp al año (el 9% del PIB).
  12. Economía del pueblo se ha deteriorado mucho. El precio la canasta básica aumentó 100% (la gasolina, 61%; la Salud disminuyó -5.5%)

 

  1. Desigualdades económicas
    • En 2010 México había producido una riqueza de un billón de dólares, siendo la onceaba economía a nivel mundial: Sin embargo, dicha riqueza estaba –y sigue empeorando- muy mal distribuida:
    • El 10% de mexicanos concentra el 64.4% de la riqueza nacional total[1] (Oxfam 24 junio 2015)
    • El 1% concentraba el 43% de la riqueza
    • 10 mexicanos tenían 133 mmdd (dos terceras partes de la riqueza total).
    • 4 superricos poseen el 9% del PIB (Carlos Slim, Salina Pliego, Germán Larrea y Alberto Balladares: OXFAM).
    • El país ocupa el 20 lugar mundial entre el número de millonarios.
    • Pero ocupa el 15 lugar mundial con mayor número de personas que no acceden a alimentos. 64 millones de personas son pobres (53% de la población)

 

  1. Ecocidio y expoliación
  • Se ha dado entrada al “fracking”, técnica para extraer el gas y el petróleo que se hallan en los poros de formaciones rocosas (lutitas), a grandes profundidades (entre mil a 5 mil mts). Está prohibida en varios países por los daños que causa en la salud y al medio ambiente. Inyecta millones de litros de agua mezclados con sustancias muy tóxicas (arsénico). En México ya se está realizando esta tecnología y ya hay clausulas acordadas por presiones.
  • Se han dado facilidades a la minería a cielo abierto, aprobándose cientos de estos proyectos, en su mayoría en favor de extranjeros (70% canadienses). Su modelo se evidencia como muy tóxico y lesivo al medio ambiente y a la salud. Estas empresas son depredadoras, no respetan el convenio 169 de la OIT, van contra los derechos de los pueblos indígenas (el Gobierno no cumple con la obligación de consultarlos) y en muchas veces simplemente se les expolia sin ni siquiera consultar a sus verdaderos dueños, los pueblos originarios.
  • Solapamiento de graves daños medioambientales.- En agosto de 2014, la Profepa denunció al complejo minero Buenavista del Cobre, luego de derramar 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora. Más de 24 mil personas tuvieron afectaciones directas que buscaron resarcirse con la creación de un fideicomiso, pero los recursos se manejaron con opacidad, de manera discrecional y el dinero se terminó sin haber cubierto una larga lista de necesidades entre la población.
  • Se ha permitido el deterioro de la calidad de vida de la población en grado alarmante, en aras de la ganancia.
    • Aire limpio.- En México existen 34 ciudades de las más contaminadas de América, algunas por debajo de los estándares de la OMS.
    • México es el país que consume más botellitas de agua per cápita. Tiramos cada año 90 millones PET (722 mil tons). Se están dando numerosas luchas de campesinos por el agua contra industrias y ciudades. La industria automotriz requiere entre medio millón y 1 millón de litros para cada auto
    • Pocas agroindustrias producen la mayor parte de alimentos. Se exportan pocos productos y se importa maíz, que es transgénico. Hay intentos de introducir siembra a gran escala, con riesgo a perder el criollo
    • 11 millones de autos colapsarán la CDMX en 2020. Los sismos dejaron 7 mil damnificados sin ayuda
    • En 2012, 21 mil tons de basura cada día quedaron en sitios no controlados (el 21%).

 

  1. REFORMAS ESTRUCTURALES

Los primeros 20 meses del sexenio se dieron importantes debates sobre las 11 Reformas legales –incluso constitucionales- que EPN envió al Congreso, y que se impusieron gracias al “Pacto por México”, con las directivas de los principales Partidos Políticos. Sin embargo, estas fueron impugnadas, tanto por los sectores afectados como por académicos y especialistas. Algunas de ellas:

  1. Reforma Laboral.- Se decidió suprimir las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje para la resolución de los conflictos y en su lugar se implementa un Organismo centralizado formado por el Gobierno, los Patrones y los líderes Sindicales. Los analistas se muestran preocupados por la pérdida de libertad de los trabajadores. El Gobierno estaría como juez y parte, y los obreros se encuentran en desventaja, sin contar con el control que ya de por sí ejercen sus “líderes”. Esto facilitará los despidos injustificados, se dan menores indemnizaciones, se dificulta el derecho a huelga. Se pierde la contratación colectiva, que daba cierta protección, al favorecer la contratación individual y por horas (no por jornada); precariza la baja de los salarios, que ya de por sí son los más bajos de los países de la OCDE; alarga el tiempo laboral para una jubilación medianamente digna. Además, se obstaculiza la libertad sindical, no garantiza el voto secreto para elegir líderes sindicales y se regresa a la contratación colectiva. Se impulsa la subcontratación (outsourcing), eludiendo los derechos por años trabajados y protecciones para despidos.

 

  1. Reforma Educativa.– Esta Reforma, más que ser propiamente “educativa”, parece una reforma laboral contra los maestros. Se les acusa de todos los males de la educación en México, no reconociendo, por ejemplo, la mala infraestructura de las escuelas y las condiciones laborales. Se culpa especialmente a la Central Nacional de Trabajadores de la Enseñanza, más combativo; mientras se apoya al oficialista SNTE. Se golpea a las Normales, excluyendo el requisito de estudiar una carrera de pedagogía y permitiendo que cualquier profesionista pueda enseñar, sin conocimientos pedagógicos suficientes. Se les restringen algunas reivindicaciones y derechos a los maestros y se restringen los salarios. Se habla de que con tres faltas de asistencia se pierde la contratación, y se les obliga a someterse a evaluaciones periódicas para permitirles su trabajo. Las guías de evaluación son inadecuadas, pues suponen que deben recordar cualquier información. La cláusula que indica que en caso de reprobar la evaluación se les enviará a una asesoría parece imposible de cumplir, dada la cantidad de maestros en tal situación.

 

Para la educación propiamente tal, no se consultó a los maestros, que son quienes están directamente en contacto con los alumnos; se preparan guías uniformes, sin tomar en cuenta las variaciones regiones o sociales del alumnado. En cuanto a la curricula, parece que el tipo de ciudadano que se diseña será dócil y acrítico; se piensa en preparar tecnócratas para las trasnacionales (inglés, computación, matemáticas), suprimiéndose materias de humanidades: el civismo (tan necesario para el país actual), la historia, la filosofía, antropología, etc. Se abre espacio para la privatización de la enseñanza: empezando por empresas privadas (INEE) que se encargarán de las evaluaciones y de las guías, abriéndose a negocios privados (como normales particulares).

 

  1. Reforma energética.- Los sexenios neoliberales destruyeron la paraestatal PEMEX, entregaron el petróleo al extranjero, vendieron todo lo que pudieron “a precio de garaje” y obtuvieron enormes ganancias mediante la corrupción.
    • El presente sexenio fue el remate. Concesionó la producción de petróleo a empresas privadas. Algunas de estas son a largo plazo (a 20 años), hipotecando el futuro transexenal.
    • La producción petrolera fue gradualmente disminuida (de 3 millones de barriles diarios a sólo 2 mbd). De las 9 refinerías sólo quedaron dos y muy maltrechas; disminuyó la venta de elementos procesados y se exportó petróleo crudo
    • Muchos fraudes, corrupción, malbaratamiento y abusos. Las “ordeñas” de los ductos (“huachiloleros”) crecieron el 790%
    • El precio de la gasolina y de la electricidad subió (“gasolinazos”) a pesar de su promesa de abaratamiento
    • Se ofreció potencialmente todo el territorio nacional, y cuando se descubre petróleo se despoja a los campesinos dueños, a veces sin ni siquiera consultarles y con daños ambientales (“fraking”)

 

POLÍTICA

La orientación política de este sexenio estuvo orientada a posibilitar la máxima ganancia para el grupo del poder, con consecuencias desastrosas para el tejido social.

  1. Corrupción e impunidad a niveles inimaginables.
  • En 2016 México ocupó el 123 lugar de 176 países en transparencia. Igualmente, el 4° lugar mundial en impunidad (el primero a nivel americano, con 69 puntos)
  • La corrupción le cuesta al país $347 mmdp al año (9% de (PIB).
  • Hay unos escándalos emblemáticos: la casa blanca de EPN, el socavón de Esparza, la “estafa maestra”, en colusión con algunas Universidades. 22 Gobernadores desviaron fondos para campaña priísta)
  • ASF detectó 104 mmdp en irregularidades en 2016
  • Junto con esto, los gastos de la Presidencia fueron exorbitantes (unos $18,520 mdp), es decir, el 24% más de lo que gastó en esto Felipe Calderón y 33.7% de lo que gastó Fox. Ha sido la Presidencia más costosa, excediéndose en $6,750 mdp más que lo aprobado.
  • Para encubrir estas fechorías fue preciso invertir en mejorar la imagen del Presidente EPN, para lo cual, según el New York Times, el régimen destino unos 40 mil millones de pesos (mmdp). Con ello se lograba cierta censura indirecta en periódicos, radio y TV a modo de “propaganda oficial”, que podía retirarse arbitrariamente, lo que fomentaba cierta dependencia.

 

  1. Delincuencia y violencia
  • El narcotráfico, los delitos fiscales y otros crímenes generan al menos 1.13 bdp cada año (58,500 mdd)
  • Sólo se denuncian 7% de delitos, de los cuales sólo el 4.5% de sentencias condenatorias. Califica 95% en impunidad
  • En 2016, México fue el país con más homicidios después de Siria (23,000). En 5 años del sexenio de EPN hubo 105 mil homicidios. En 2017, uno cada 19 minutos. En 2018: 89 homicidios diarios (4 por hora)
  • Muchos de estos homicidios son selectivos: 12 periodistas asesinatos cada año; 78 alcaldes o exalcaldes; otros funcionarios o candidatos, 33 ecologistas y defensores del medio ambiente, entre 2015 y 2016 (63 agresiones), más de 100 defensores de derechos humanos (más de 100), 24 sacerdotes, etc.
  • Hay 27,600 personas desaparecidas, de las que al menos 165 fueron “forzadas” (fuerzas armadas). ZMG en 2 meses, 635 desaparecidos, En Jalisco, un desaparecido cada 3 horas en este año 2018
  • Hay en México 283,000 desplazados por del terror (como en casos de guerra).
  • En 2013 se denunciaron 6 millones de extorciones, de las que sólo el 2% se reportaron
  • Entre 2007 y 2014, 6.000 menores de 18 años fueron sustraídos por el crimen para convertirlos en sicarios
  • Hay 15,700 plagiarios presos
  • La delincuencia común se desató al punto que superó al Estado, que da muestras de no controlar y la población perdió la confianza en sus instituciones

Ayotzinapa fue un caso emblemático que agravió a toda la sociedad y conmovió al mundo.- La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos, en Iguala, Gro., fueron secuestrados por policías de varias corporaciones y entregados al crimen organizado, con conocimiento del Ejército y de las autoridades. El Gobierno mostró incuria, el Procurador Murillo Karam presentó su versión como “verdad histórica” y fue desmentida por investigadores extranjeros. El crimen fue fuertemente repudiado con movilizaciones pocas veces vistas y mereció duros cuestionamientos internacionales, incluyendo la CIDH y la ONU misma. Recientemente, los magistrados del Primer Tribunal Colegiado del XIX Circuito de Tamaulipas ordenaron integrar una Comisión de la Verdad para este caso.

La Ley de Seguridad Interior:- Ante presiones de tanta envergadura, la propuesta del Gobierno es continuar con la presencia de las fuerzas armadas en las calles, que ya desde el sexenio anterior mostró su ineficacia y fracaso.

  • El Ejército Mexicano ha cobrado demasiado poder; se rumora que es asesorado por la DEA misma. Maneja un presupuesto cuantioso: en 2016 se gastaron en armamento 388 mdd (7,500 mdp), es decir, el 246.4% respecto a 2010 o el 0.6% del PIB.
  • Los militares despiertan temor y desconfianza: la CNDH ha hecho más de 500 denuncias de abusos perpetrados por las fuerzas armadas (Tlatlaya, Nochistlán, Palmarito, Apatzingán).
  • Dicha ley ha recibido fuertes críticas, incluso desde organismos internacionales, pues elude controles externos, justifica espionaje de civiles, y más bien parece que se pretende la protección de la clase política hoy cuestionada.
  1. Política exterior:

México había tenido una política exterior muy digna, propugnando por la no intervención y la libre determinación de los pueblos.

  • La elección de Donald Trump en Estados Unidos, nuestro ambicioso vecino del Norte, representó claros desafíos al Gobierno. Sin embargo, desde antes de su elección misma, la política exterior ha sido obsequiosa y humillante: se le invitó antes de su elección; pero en lugar de congraciársele, dio pie a expresiones denigrantes.

 

Resumiendo: Consecuencia de todo esto ha sido, que si bien México mantuvo una macroeconomía relativamente estable, la riqueza se concentró en pocas manos, muchas veces obtenida ilegalmente mediante corrupción y robo descarado; en cambio, el nivel económico de las mayorías se deterioró mucho. La corrupción galopante, la impunidad, la violencia y delincuencia (especialmente del crimen organizado) y los mecanismos de arbitrariedad, fraude democrático y opacidad. Por otro lado, el nivel de conciencia de la sociedad ha aumentado, llegándose al punto del encrispamiento y del hartazgo que podríamos calcular en un 80% de la ciudadanía, mientras que el otro 20% se beneficia –o cree beneficiarse- en la continuación de las políticas implementadas. El resultado se verá en las urnas.

 

II EL CONTEXTO INTERNACIONAL

1.     EL NEOLIBERALISMO

  • Actualmente, la facilidad de comunicaciones permite pensarlo todo a nivel planetario, es decir, en su globalidad. Esto permite ahorros significativos al operar modularmente, según las ventajas económicas que se ofrezcan en cada parte del proceso: países dónde haya recursos más abundantes y baratos, los de mano de obra cualificada y barata, los de legislaciones más benévolas para impuestos, los de contar con una clientela demandante para el consumo, etc.
  • Como se suele decir, este modelo ni es “neo” (más bien retrocede a las formas más salvajes del capitalismo victoriano), ni es “liberal”, puesto que los liberales que nacieron con la Revolución Francesa, pugnaban por la democracia, los derechos humanos y los ideales de “libertad, igualdad y fraternidad”… valores que estos descendientes ignoran. En sus orígenes los liberales iban contra la monarquía, contra la opresión oligárquica, contra la concentración de la riqueza y contra todo lo que frenara la libertad de pensamiento. En economía, propusieron que los gobiernos no coartaran la libertad de mercado; pero justificaban su intervención para evitar monopolios y la competencia sucia. Su origen se debió a su oposición contra los “conservadores”, identificados con el viejo régimen (alianza trono/altar).
  • Los “neoliberales”, en cambio, proponen una libertad de mercado sin ninguna restricción ni intromisión estatal; propugnan la propiedad privada absoluta, así como las leyes de la maximalización de la ganancia y la minimalización de los costos (se privatizan las ganancias y se socializan las pérdidas)… Además, pactaron con sus antiguos adversarios “conservadores” (los sectores eclesiásticos más conservadores, la ultraderecha, etc)
  • Consecuencias de este sistema:
  • Gran desigualdad económica.- Con los mecanismos políticos y tecnológicos, pueden transferir hacia las élites del poder, los mayores recursos posibles en control de las mayorías de la población mundial. Así se concentra riqueza como nunca antes se había dado: Según la organización Oxfam, el 1% de la población (unos 75 millones de personas) acaparan el 99% de la riqueza mundial, y entre estos, ocho empresarios poseen una riqueza equivalente a la de la mitad más pobre de todo el Planeta. En el otro polo está el aumento de la pobreza mundial (una tercera parte de la población). Numerosos sectores que quedan fuera del proceso productivo y no podrán ser reabsorbidas (“población sobrante”). Todo esto, con el apoyo de las grandes instituciones mundiales (FMI, BM, WTO, BID…)
  • Fuertes desastres ecológicos (debido a la apropiación de los avances tecnológicos): Por ejemplo, si la temperatura de la tierra ha aumentado 1.5° a partir de la Revolución Industrial (a mediados del siglo XIX), se prevé que en este siglo podría aumentar un grado más. Pero si alcanzara los 2°, se adelgazaría la capa de hielo de los polos y de los glaciales, el nivel del mar subirá entre 0.25 y 0.88 mts., habría más ciclones, sequías, inundaciones (se han cuadruplicado respecto a los años 60’s del siglo pasado), habría enfermedades tropicales en nuevos lugares. Las naciones pobres serán las que más sufran los cambios. Pero igualmente, en unos 15 años la falta de agua potable alcanzaría al 40% de la población.
  • Degradación de la democracia.- Las grandes instituciones financieras mundiales y las trasnacionales limitan la soberanía de los estados nacionales. No sólo son ellas las que toman las grandes decisiones económicas, sino que ejercen fuertes presiones y control ideológico, sea a través de las grandes cadenas de los media, sea mediante el espionaje cibernético (Facebook, tarjetas de crédito, conversaciones telefónicas, etc). De esta forma, destruyen a los líderes opositores e imponen a sus incondicionales. Si la manipulación no bastara, el sofisticado armamentismo estadounidense disuadirá a cualquiera.

 

  • Mitos neoliberales.- Este modelo alega tener un respaldo “científico”:
  • La economía sería una ciencia “dura” (como la física o la química). Pueden reconocer los grandes problemas globales; pero aun así, dicen que estamos en “el mejor de los mundos posibles”, y que con esta ciencia llegaríamos al “fin de la historia”. Pero en realidad la economía no es una ciencia dura. Los economistas pueden organizar la riqueza producida, sea en aras de la maximalización de la riqueza de unos pocos, sea desde las mayorías, procurando que todos satisfagan del mejor modo posible sus necesidades. La decisión no es de índole económica, sino de voluntad política
  • Justifica la concentración de riqueza, alegando que antes de distribuir la riqueza hay que producirla, y que entonces, poco a poco irá descendiendo a las capas inferiores, hasta alcanzar el mejoramiento de las mayorías. Se trata de algo así como una fuente con varias bandejas sobrepuestas: cuando el agua llena la superior, se escurre a la siguiente y así sucesivamente (teoría del “derrame”). Pero en realidad lo que se observa es la superconcentración de la primera bandeja y el empobrecimiento de las demás.
  • La globalización altermundista solidaria.- Nos encontramos con una estructura demasiado fuerte y consolidada. Sin embargo, hay elementos que le resisten, presentes en todo el Planeta. Son los “civisionarios” o “altermundistas
  • Tienden a un cambio total utópico a largo plazo, que propone la defensa del medio ambiente, los derechos humanos, la igualdad de género, la democracia participativa, en apoyo a los pueblos originarios en sus luchas por la defensa de su territorio y sus recursos. Sin embargo, no cuentan aún con un programa orgánico. Este se va creando desde las bases, desde la globalidad de la solidaridad (Porto Alegre).
  • Son concientes de que hoy por hoy, este modelo no podrá ser fácilmente vencido; pero también de que si algunas realidades del presente no son atendidas pronto, se desencadenaran procesos de deshumanización difíciles de revertir.

En México llevamos 30 años de Gobiernos neoliberales, los cuales han deteriorado tremendamente las condiciones de las mayorías, se han saqueado los recursos naturales y nos han hecho más dependientes del extranjero. Así, mientras las ganancias de los empresarios entre 1976 y 2012, aumentaron, del 53% del ingreso nacional al 78%, las remuneraciones de los trabajadores se redujeron, del 40% de dicho ingreso nacional al 20%, y los costos de la canasta básica aumentaron más del 70%. Los puestos de trabajo, si bien aumentaron en número, son de mejor calidad y remuneración, ha crecido la pobreza y la desigualdad, y el crecimiento económico casi nunca ha superado el 2.5% del PIB.

Por la aceleración de los procesos y la eficiencia tecnológica es previsible que el mundo no podrá sostener este modelo por mucho tiempo y que la concentración de la riqueza –con todos sus costos ecológicos y de desigualdades sociales- crecerá en cada sexenio. Igualmente podemos prever que no será posible zafarse del modelo para un sólo país, y menos en un sólo sexenio.

  1. LA ELECCIÓN DE DONALD TRUMP

El 10 de noviembre de 2016 fue electo Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Ya sabemos que se trata de un racista, misógino, populista, ignorante… Propone una economía proteccionista cerrada—“American  First”–, que si en parte se opone a la globalización neoliberal, en la práctica se traduce en un mayor endurecimiento de la política económica, en último término funcional al neoliberalismo. La parte de su campaña que ganó más adeptos fue justamente el endurecimiento de su política para con México:

  • Trump pretende endurecer su política comercial (TLCAN), y ya ha puesto aranceles al acero y al hierro, con lo que el Tratado peligra, y aunque para México no haya sido muy favorable, su repentina cancelación provocará daños indudables
  • Endurece la política migratoria: hay más de 700,000 procesos de repatriación, en las que se ve la crueldad de separar a los menores de sus padres. Hasta ahora se habla de por lo menos unos 1,800 casos. Además, el Presidente se expresa en forma denigrante de nuestros emigrantes, tachándolos de “violadores” y “traficantes”.
  • Desde su campaña electoral misma, no cesa de hablar del muro para impedir la migración y el tráfico de drogas, insistiendo que México debe pagarlo.
  • México se plegó ridículamente a la política norteamericana, en especial en Venezuela y Norcorea (ganándonos enemigos gratuitos).

Según el lingüista y connotado analista político Noam Chomsky, Trump es la peor amenaza al mundo: no cree en el calentamiento global y puede declarar una guerra mundial

El Gobierno actual de México ha sido excesivamente obsecuente, creyendo que con eso Trump estaría más dispuesto; pero se vio que ha sido al revés.

El Presidente que México necesita para el próximo sexenio deberá ser alguien, que manteniendo la diplomacia y la corrección, sea firme y esté dispuesto a defender al país.

  1. LA REALIDAD LATINOAMERICANA

  • Desde hace medio siglo cobramos conciencia de nuestra identidad latinoamericana. Pertenecemos a una “Patria Grande”, en sentido bolivariano; compartimos problemáticas históricas, culturales, económicas, políticas y sociales comunes, y por tanto, no podemos dejar de prestar atención a lo que sucede en nuestro subcontinente.
  • A inicios de este siglo XXI, la coyuntura abierta por Hugo Chávez y el petróleo venezolano impulsó expectativas principalmente entre los países “bolivarianos”. Algunos países eligieron gobiernos, que sin abandonar el neoliberalismo (y menos optar por cierto socialismo), trataron de resistir mejor sus presiones—Argentina (Cristina Kirchner), Brasil (Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousserdof); Uruguay (José Múgica); Bolivia (Evo Morales), Ecuador (Rafael Correa), incluso Bachelet en Chile… y el infaltable apoyo cubano.–.
  • Sin embargo, el imperio neoliberal logró neutralizarlos. Aprovechando los puntos débiles de cada país (el Parlamento, una oposición servil, el poder judicial venal, el ejército, etc.), logró neutralizar su popularidad, encontrándoles algunas fallas para destituirlos o incluso, encarcelarlos. No obstante la agresividad del sistema neoliberal para la economía de las mayorías, el hecho es que logra imponerse y un poco en todas partes el mundo parece derechizarse. Un poco el miedo a que las cosas se pongan todavía peor (la libertad exige un precio) y sobre todo la manipulación de las cadenas noticiosas (la “posverdad” o más bien, la “plusmentira”).
  • Hay quien observa que recientemente se está conformando un nuevo bloque progresista, conformado en México (Andrés Manuel López Obrador), Colombia, Perú y Chile. Los nuevos líderes tienen elementos comunes: surgen de gobiernos neoliberales, los países pertenecen a la Alianza del Pacífico (más plegados a Estados Unidos), no nacen de movilizaciones (tomas de carreteras, etc.) sino que actúan de manera silenciosa, tienen sus orígenes en organizaciones de Izquierda, evolucionan hacia un campo progresista aún en construcción, buscan espacios entre la Derecha y la Izquierda nacida en S XXI, etc.

Este contexto internacional condiciona las alternativas electorales; aunque no aparezca mucho en los debates de los candidatos.

 

III EL PERÍODO PREELECTORAL

 

1. LA DEMOCRACIA EN MÉXICO: TAREA PENDIENTE

En la historia de México nunca hemos tenido verdadera democracia:

  • Colonia: Se vivía en la monarquía, centralizada en la Metrópoli. En la Nueva España, el Virreinato, con funcionarios peninsulares asignados por la Corona, en alianza con la Jerarquía Católica.
  • SIGLO XIX- Los Gobiernos se sucedían mediante asonadas militares (golpes y contragolpes), a través de los cuales, los conservadores fueron perdiendo fuerza en favor de los liberales.
  • PORFIRIATO- El Siglo terminó con la dictadura de Porfirio Díaz: todas las fuerzas podían jugar (liberales o jerarcas del clero), siempre y cuando reconocieran la figura del Señor Presidente
  • REVOLUCIÓN MEXICANA (1910-1940) Si bien el movimiento representó un cambio radical, el protagonismo popular lo representaba “la Bola”. El grupo revolucionario que se impuso con la fuerza de las armas, fue alianza de la burguesía nacional con los sectores populares, en torno al Presidente Calles y su Maximato de tres presidentes “peleles” (Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez). Finalmente, Lázaro Cárdenas fue elegido y expulsó a Calles. Se funda el Partido Nacional Revolucionario.
  • EL Partido Revolucionario Institucional.- El objetivo de esta estructura, desde su fundación, fue conjuntar a todos los caudillos locales en torno a la figura del Presidente en turno, elegido por su antecesor con el respaldo de los sectores “populares” (CTM, CNC, CNOP). Durante 82 años se tuvieron siempre las elecciones sexenales; pero la maquinaria estaba posesionada de las instituciones y se utilizaban los fraudes electorales, primero, de forma cínica (robo de urnas, patrón rasurado; “carrusel”) y luego mediante el fraude cibernético o la compra de votos. Es lo que se Vargas Llosa llamó la “Dictadura Perfecta”. El modelo persistió a pesar de la llamada “transición democrática”, con los dos sexenios panistas –Vicente Fox y Luis Felipe Calderón Hinojosa-, en los que no hubo voluntad de modificar el Sistema y nuevamente se dio el fraude electoral para desconocer el triunfo de Andrés Manuel López Obrador.
  • En el sexenio de Enrique Peña Nieto, la Sociedad Civil ha podido arrancar algunos candados, y con trabajos y obstáculos, se han creado algunas nuevas instituciones que dificultan un poco más la corrupción y la falta de democracia.

La democracia ahora aún no está dada, sino que se halla aún en proceso de construcción; pero se van dando pasos significativos, arrebatados por la sociedad civil organizada. Al inicio de las precampañas, muchos ciudadanos –especialmente los jóvenes y los indígenas de su Consejo Nacional y del EZLN– se mostraban escépticos y desesperanzados; había repulsa generalizada hacia a los Partidos, desinterés, poca información y desconfianza en las instituciones. El encrispamiento colectivo favorecía la abstención: de cada 10 mexicanos, 8 estaban hartos de la degradación del país, 9 no creían en los Partidos políticos y rechazaban a todos en bloque (“todos son iguales”). Es decir, desconfían de la clase política en su conjunto, como contaminada por la corrupción y la ambición. Desconfían también de las autoridades electorales y del sistema electoral mismo – nadie cree que no vaya a haber fraude electoral sofisticado-; y además, éstas son las elecciones más costosas de toda la historia: $45,620 mdp. En elecciones pasadas, los Partidos desviaron 185 mmdp para sus respectivas elecciones. Se percibe que no hay condiciones para un cambio alternativo al sistema neoliberal. Por la experiencia con otras campañas anteriores, se sabía que más que programas, en los debates se trataría de descalificar a los contrarios; se recurriría a la “guerra sucia” con calumnias y mentiras; se hastiaría a la población con espectaculares y “gingles” sin contenido, y que sería difícil evitar la compra de votos y otras formas cada vez más sofisticadas de fraude cibernético. Por eso, antes de las campañas se preveía que mucha gente iba a hacerse a un lado en la abstención. El resultado posible podría ser el caos y la anarquía, y a lo más, algunos movimientos locales con ciertas reivindicaciones sin un proyecto nacional unificador.

Sin embargo, como dijo alguien, la verdad es que “los malos gobernantes fueron elegidos por buenos ciudadanos que no fueron a votar”. Conforme se acercaba la fecha de elecciones, fue creciendo el interés, especialmente entre el electorado joven, y se fue percibiendo que había elementos para un cambio esperanzador, o al menos, miedo a dicho cambio, que habría que evitar.

 

2. LOS CONTENDIENTES

 

  • Poco antes del inicio de las precampañas, algunos analistas preveían mucho abstencionismo. Se notaba, principalmente entre los jóvenes,. Sin embargo, a medida que la fecha se fue aproximando, se pudo constatar que las elecciones estaban despertando sumo interés.
  • El 8 de septiembre de 2017 inició oficialmente el proceso electoral del 2018, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE). A partir de dicho día hasta el 30 de diciembre se recibieron y analizaron las manifestaciones de los interesados en ser candidatos independientes. Igualmente, del 1 de septiembre al 31 de octubre, el Consejo General del INE fijó los topes de gastos de campaña, por precandidato para diputados federales, senadores y presidente. En este mismo período, también el INE recibió, revisó y analizó la documentación presentada por los partidos políticos para solicitar el registro de una coalición.
  • Del 6 de octubre al 4 de diciembre se debieron haber obtenido las firmas de apoyo requeridas para candidaturas independientes. Para candidaturas para Presidente se requerían 593 firmas, distribuidas en al menos 17 entidades federativas (el 1% del padrón electoral).
  • Del 15 de enero al 15 de febrero de 2018 fue el tiempo para el registro de Candidatos, sea de Partidos, sea de Coaliciones, sea de Independientes. Es necesario recordar trayectorias partidistas:

 

A “TODOS POR MÉXICO”

PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL

Fue el Partido hegemónico del México postrevolucionario. Alardea haberse mantenido en el poder por más de 80 años; sin embargo, en rigor no ha sido así. En realidad no es exactamente así, pues proviene de otros Partidos:

  • Partido Nacional Revolucionario.- Partido político mexicano activo entre 1929 y 1938. La muerte del presidente electo Álvaro Obregónen 1928, en torno a cuya persona se aglutinaban distintos grupos y dirigentes surgidos de la Revolución Mexicana, acarreó un riesgo de dispersión política. En consecuencia y por iniciativa de Plutarco Elías Calles se fundó el PNR para «transitar» de un «gobiernos de caudillos» a un «régimen de instituciones»; pero se quedó en buenas intenciones, y con una ideología nacionalista y populista
  • Partido de la Revolución Mexicana (PRM) (1938-1946).- Partido fundado por Lázaro Cárdenas el 30 de marzo de 1938, como una medida para deshacerse del fraude electoral de 1929 en contra de José Vasconcelos. Cárdenas eliminó la estructura basada en partidos regionales creado por Calles y la substituyó por uno de carácter corporativista, en el que se esperaba que los intereses de los ciudadanos fueran representados y transmitidos por los así llamados “sectores”. Con Lázaro Cárdenas la burguesía nacional se alió a los sectores populares, a los que favoreció; pero que a la vez controló. La Revolución Mexicana destruyó el viejo régimen oligárquico extranjerizante del porfiriato.
  • El PRI, propiamente dicho (1946 a 1988) corresponde a la política del “desarrollo estabilizador” (desde Miguel Alemán). Representa la deformación del proyecto de la Revolución, asumiendo la forma de una “monarquía sexenal”, sostenido mediante el fraude, la corrupción y la represión. El Partido surge de las corruptas y sometidas organizaciones populares (CTM, CNC CNOP). Vargas Llosa calificó este sistema partidista como “democracias perfecta”. La crisis de 1968, provocada ya por el descontento de las clases medias que no podían ser ya favorecidas, evidenció que la nueva economía mundial no permitiría continuar este modelo. Luis Echeverría, José López Portillo y Miguel de La Madrid Hurtado (1982 a 1988) sentaron las bases de acumulación para un nuevo modelo, que iniciaría con Carlos Salinas en 1988.

 

  • NEOLIBERALISMO (PRI-PAN) 1988-¿2018? Una característica es su desinterés por los sectores populares. Las políticas sociales fueron sustituidas por programas asistencialistas (“Oportunidades”, “Solidaridad”, “Progresa”, etc.), consistente en dar cierto subsidio a familias con hijos en la escuela, que no modifica su condición de precariedad y que se ha prestado al clientelismo político. Se Gobierna por y para las élites nacionales y extranjeras. Se siguen ganando elecciones mediante fraudes cada vez más descarados o más sofisticados. El partido impone autoridades electorales, controla la TV, allega recursos ilegales para compra de votos. Una red de gobernadores y funcionarios corruptos ha posibilitado y solapado la corrupción y la impunidad.

Ahora este partido está agotado; aunque aún controla las instituciones y el Congreso. Después de este sexenio y de los fraudes electorales recientes (Estado de México, Coahuila) ha merecido un repudio generalizado.

  • En las precampañas, se presentaron algunos precandidatos: del círculo más cercano a EPN se postularon Aurelio Nuño (Educación), Osorio Chong (Gobernación), José Narro (Salud) y José Antonio Mead Karibeña (Hacienda), además de otros personajes del “viejo PRI” (Manlio Beltrones); pero finalmente se eligió al Secretario de Hacienda, quien ya había desempeñado este puesto desde el sexenio anterior. A pesar de no pertenecer al PRI, sino ser un ciudadano sin afiliación partidista, no pudo ocultar sus vínculos con el priísmo.

 

  • Para reforzar su candidatura, el PRI logró presentarse en Coalición con el Partido Verde y el Partido Nueva Alianza (con participación de sectores del magisterio cercanos a Elba Esther Gordillo). La coalición eligió como su candidato a José Antonio Mead, quien había tenido experiencia en la gestión pública en sexenios anteriores y demuestra buena preparación académica.
  • A Mead no se le han comprobado pruebas de deshonestidad; aunque sí algunos vínculos con funcionarios encubridores de corrupción (entre otros, fuertes erogaciones en SEDESOL o en la “Estafa Maestra” en triangulación con universidades). Su padre estuvo implicado en el FOBAPROA. José Antonio fue responsable de los “gasolinazos” recientes. No tiene carisma y se muestra muy lejano al pueblo.

 

B “POR MÉXICO AL FRENTE”

  • Esta coalición está formada por el Partido de Acción Nacional, el Partido de la Revolución Mexicana y el Movimiento Ciudadano. Conviene, pues, recordar la trayectoria de estos Partidos que lo componen.
  • Estos Partidos (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano), debido a sus escisiones internas, integraron esta Coalición. Habían participado con el PRI de Peña Nieto en el “Pacto por México”, quien llevó a cabo las llamadas “Reformas Estructurales”, de corte neoliberal, que en algunos aspectos quedaron incrustadas en la Constitución misma. Por lo mismo. Participan -aunque de diversos modos- en el mismo proyecto económico; aunque prometan menos corrupción.

PARTIDO DE ACCIÓN NACIONAL

•       Fundado en 1939 por Manuel Gómez Morín, junto con Efraín González Luna, Aquiles Elordoy, Luis Calderón (padre de Felipe), etc. Su orientación fue democristiana, con ideas de Santo Tomás de Aquino y de la Doctrina Social Cristiana,[2] que ahora esto ya se perdió.

•       El PAN se alió con la Unión Nacional Sinarquista de ideología de ultraderecha y recientemente, tiene un sector de esta orientación: el Yunque. También ha estado cerca de los sectores conservadores de la iglesia, oponiéndose al aborto y al matrimonio homosexual.

•       En 1988 presentó como candidato a la presidencia a Manuel Clouthier (Maquío) –pionero en México de la ideología neoliberal-, argumentando que de lo que se trataba era de ganar las elecciones.

  • En los dos sexenios anteriores al actual obtuvo la Presidencia, con Vicente Fox (2006) y Felipe Calderón (2012), período que se le conoce como “transición democrática”. Ha tenido también varios Gobernadores. Sin embargo, se ha considerado que en realidad no hubo tal “transición”, pues este Partido no significó una alternativa real, ni para evitar la corrupción, ni en el combate al crimen organizado, en una guerra evidenciada como contraproducente.
  • El PAN, durante el sexenio de EPN se mostró escindido, entre una corriente más vinculada al expresidente (Cordero, Lozano, Margarita Zavala), y otra más oportunista en torno a la Dirección del Partido (Ricardo Anaya), quien logró imponerse.

PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA

•       La Izquierda en México ha tenido una larga tradición. En el movimiento revolucionario de 1910, el anarquismo fue muy fuerte, aún antes de la revolución rusa.

•       En 1919 se fundó el Partido Comunista Mexicano (PCM), de línea moscovita. En 1930, siendo Lombardo Toledano líder de la CTM, entregaron esta Central de trabajadores al PNR, por el peligro que entonces representaba el fascismo. Lombardo se separó de ellos y en 1948 fundó el Partido Popular Socialista (PPS).

•       El PCM había estado proscrito; pero a pesar de ello en 1977, con Valentín Campa como Candidato, obtuvo un millón de votos (el 4%), por lo que tuvo que ser reconocido.

  • En ese tiempo, habían varios Partidos de Izquierda que competían entre sí. El lúcido dirigente comunista, Arnoldo Martínez Verdugo, deslindó el PCM del estalinismo, abriéndose a nuevas corrientes, de inspiración de Antonio Gramsci.[3]
  • Esto fue un gran paso hacia la unificación de la Izquierda. En 1981, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) (con Herberto Castillo), la Corriente Socialista (CS), entre otros, se unificaron e integraron el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), el cual, posteriormente, incorporando otros Partidos más, se registró como Partido Socialista Mexicano (PMS). Ya en 1987 el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y el grupo de Aguilar Talamantes, formaron el Partido Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN).
  • En 1988, ante el fraude electoral de Salinas, Cuauhtémoc Cárdenas formó el Frente Nacional Democrático. Al mismo tiempo una escisión del PRI formó el Partido del Trabajo (PT) y se formó el Movimiento Ciudadano de Dante Delgado. Todos estos grupos integrarán el PRD, manteniendo, empero, cada uno de ellos cierta autonomía relativa (“tribus”). Entre estos diversos grupos se impuso la corriente de Nueva Izquierda (los “Cuchos”), de Jesús Ortega y Jesús Zambrano, que propugnaba diálogo con el Gobierno, aun de tendencia neoliberal.

“POR MÉXICO AL FRENTE”

  • En este tiempo afloraron algunos conflictos internos, siendo el principal el que hubo al interior del PAN, por el cual, Margarita Zavala, una de los aspirantes, decidió abandonar su Partido y presentarse como Independiente.
  • Dado que los Partidos que integran el Frente tienen ideologías opuestas (por ejemplo, las cuestiones de política sexual, como el aborto y la homosexualidad), se prevén conflictos internos. Representando adversarios tradicionales, no hay garantía que muchos de sus militantes al momento de votar, dejen de hacerlo por la coalición, y parte del electorado queda algo confundido, ante “chapulines” que abandonan sus principios por buscar el poder.

C JUNTOS HACEMOS HISTORIA

Se trata de una Coalición en torno a la figura de López Obrador, que integra los siguientes Partidos:

  • El Partido del Trabajo fue fundado en 1990, a partir de algunos movimientos populares en y Comités de Defensa de Chihuahua, Durango y Zacatecas. Su principal dirigente es por Alberto Anaya)
  • El Partido de Encuentro Social fue fundado por Hugo Eric Flores como Asociación Civil en 2003, pasando a ser Partido Estatal en Baja California en 2006 y Partido Nacional en 2014. Tiene una afiliación entre evangélicos e ideología de centro derecha. Tiene presencia en 25 Estados y una membresía calculada en 70,000 personas
  • El MOVIMIENTO DE RENOVACIÓN NACIONAL (MORENA). Este movimiento fue creado por Andrés Manuel López Obrador en 2011 como Asociación Civil, para impulsar su candidatura. En 2014 fue registrado ante el INE como Partido Político.

Andrés Manuel López Obrador

Nacido en Macuspana, Tabasco en1953, se incorporó al PRI en 1970, ejerciendo varias funciones. En 1988 se afilió a la Corriente Democrática, con Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, facción del PRI que pretendía en vano su democratización. Ante el fraude electoral, esta Corriente salió del PRI y formaron el Frente Democrático Nacional (FDN) que se convertiría en el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Este Partido lo postuló para Gobernador de Tabasco, y ante un evidente fraude electoral, organizó una marcha a pie, de Tabasco a la Ciudad de México (“Éxodo por la Democracia”), que logró la anulación de las elecciones. Nuevamente se presentó a las elecciones de 1994 para la misma Gubernatura, con otro fraude. Fue presidente del PRD entre 1996 y 1999. Ejerció la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal el 5 de diciembre de 2001. Por un conflicto debido a una supuesta expropiación de un predio cerca de Cuajimalpa que facilitaría la entrada al Hospital ABC, la Cámara de Diputados, el 7 de abril de 2005, le quito el fuero. AMLO pidió autorización de retirarse de su cargo para poder defenderse de la acusación. Para las elecciones de 2006, contendió por la Presidencia, contra Vicente Fox, y nuevamente en 2002, contra Felipe Calderón. En ambas elecciones demostró que hubo fraude, siendo respaldado por numerosos partidarios, que tomaron el Paseo de la Reforma

  • No se le ha descubierto deshonestidad; vive austeramente; tiene claro compromiso con la legalidad electoral, la anticorrupción y una nueva política contra la violencia; es quien mejor conoce el país, pues ha recorrido dos veces todos los municipios.
  • AMLO ha sido blanco muy tupido de críticas de toda índole. En las precampañas se le han hecho algunas acusaciones:
    • Se le tilda de ambicioso de poder, sin ideológica definida (del PRI pasó al PRD y lo dejó), y se le acusa de haber dividido a la Izquierda.
    • Se le descalifica como inepto o ingenuo (aunque su gestión como Jefe de Gobierno del Distrito Federal fue bastante exitosa). Propone cosas poco viables, o las va cambiando, se le nota simplismo en sus propuestas o no dice cómo va a realizar sus promesas, etc.
    • Por idiosincrasia parece ser autoritario o intolerante. Parece que sólo él es quien decide en su Partido.
    • Ha ido anunciando nombres con quienes podría formar gobierno o para candidatos locales. Aunque algunas de estas personas poseen reconocimiento de honestidad y competencia, hay otras provenientes de otras corrientes ideológicas o con reputación dudosa; pero cree que pueden ser controlados.

Algunas de estas críticas pueden tener cierto fundamento objetivo, las mayoría de estos cuestionamientos provienen del miedo que despierta entre la clase política tradicional y los sectores beneficiados por la política actual, quienes han sabido introyectar entre las clases medias, azuzando el miedo y realizando una “guerra sucia” con malentendidos, mentiras o calumnias.

D CANDIDATOS INDEPENDIENTES

La legislación electoral admite candidatos sin partido (los “independientes”). Sin embargo, se les pusieron condiciones difíciles de cumplir (800 mil firmas en 17 estados). Inicialmente se presentaron muchos; pero finalmente sólo 85 lograron las firmas requeridas (77 para diputados y 7 para senadores). Pareció que Pedro Ferriz De Con, Armando Ríos Piter, Jaime Rodríguez (“El Bronco”) y Margarita Zavala podrían ser quienes cumplieran las condiciones; pero al analizar las firmas, se comprobó que sólo Margarita tenía presencia en los Estados requeridos; pero muchas de las firmas de los candidatos eran falsas o se habían presentado sólo fotocopias (que no tienen validez), por lo que sólo se aprobó a Margarita Zavala. Sin embargo, el Tribunal Federal Electoral, a última hora, en una votación muy cerrada entre los magistrados, le dio el pase a El Bronco. Por otro lado, María de Jesús Patricio (“Marichuy”) fue impulsada por el Consejo Indígena Nacional, como única opción antisistema, a sabiendas de que le sería muy difícil cumplir los requisitos y tener posibilidades de ganar. Sin embargo, se le postuló para que quedaran más visibilizadas las demandas indígenas y aprovechó la precampaña para difundir los planteamientos indígenas, hasta que un accidente le impidió continuar.

 

3. LAS PRECAMPAÑAS

Se supone que las PRECAMPAÑAS, en el calendario electoral, eran para que cada Partido elijiese su propio candidato entre varios aspirantes. Por tanto, la propaganda debería destinarse a sólo las bases de cada Partido. Sin embargo, en realidad fueron simples adelantos a las “campañas”, que de hecho ya venían dándose. Se caracterizaron por la descalificación a los candidatos opositores, la cínica y difamatoria “guerra sucia” y la corrupción, real o inducida, que todos los Partidos Tienen detrás.

Se elaboraron diversas encuestas, con diverso grado de confiabilidad, entre las cuales está la del diario REFORMA. Una encuestadora especial es el Barómetro Electoral Blomber, basado en agragación de encuestas ponderadas por su nivel de calidad. Dicha calidad tuvo como criterios, las campañas presidenciales de 2006 y 2012, su tamaño y margen de error, dándole mayor crédito a los sondeos realizados en viviendas que por teléfono.

Las encuestas pronto revelaron que era Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien lasencabezaba, con creciente distancia de sus contrincantes. Ante la notable distancia del puntero, fue claro que Mead y Anaya compitirían más bien por el segundo lugar, con la esperanza de que, finalmente, cuando la elección se polarizaría entre sólo dos proyectos alternos. Siendo AMLO el indisputado exponente de uno de ellos, el segundo lugar de la precampaña podría tener cierta posibilidad de salir vencedor de toda la contienda. Con este objetivo, Mead, el candidato postulado por la Coalición “Todos por México” acusó a Ricardo Anaya, de la Coalición “Por México al Frente” por una supuesta triangulación de recursos, mediante una fundación que él mismo creó, para hacer un millonario negocio inmobiliario. Anaya se defendió y acusó a la PGR de utilizar el aparato del Estado para una “guerra sucia”. Igualmente, anunció que de triunfar, iba a llevar a la cárcel a Peña Nieto. Con todo, José Antonio Mead, el candidato presentado por la Coalición en torno al PRI se vio muy bajo y que no iba a levantar.

Por supuesto, los ataques más encarnizados se dirigieron hacia AMLO. Orquestado por el poder económico y por quienes AMLO califica como “la mafia del poder”, se difunde gran cantidad de propaganda para sembrar el miedo y disuadir al electorado a votar por él. Las redes sociales se han prestado para hacer circular “memes” descalificadores. Se sabe que hay agencias con programas para hacer circular algunos de estos (por confesión expresa Antonio Sola, quien en 2012 diseñó el slogan “AMLO, peligro para México”). Esta propaganda cala principalmente entre sectores de la clase media urbana, que temen que AMLO convierta a México en otra Venezuela, que tiene conexión con Rusia y que encarna un populismo irresponsable (fijándose en ideas improvisadas soltadas en las plazas, para atraer auditorio). Afortunadamente, MORENA se ha ido formando una base dura que reacciona sobre todo ante simplismos o desfiguraciones. Al término de las precampañas, un promedio de las principales encuestas calculaban a Morena el 33%, “Por México al frente” tendría el 26% y “Todos por México”, el 14.3%

 

4. LAS CAMPAÑAS

  • Del 11 al 18 de marzo fueron los acuerdos en torno al financiamiento de los Partidos, y antes del 29 del mismo mes se recibieron las solicitudes de registro de las candidaturas ganadoras de las precampañas y atención de que los Partidos cumplan con la normatividad legal.

 

  • El 30 de marzo comenzaron las campañas propiamente dichas. Para esta ocasión me parece que hubo menos contaminación visual (espectaculares) y auditiva (“gingles”), que sirven de bastante poco. Lo que el electorado esperaba eran propuestas y programas; pero más bien lo que preponderó fue tratar de desprestigiare mutuamente, sacando a relucir reales o supuestas corruptelas. Todos coincidían en combatir la corrupción y la impunidad, disminuir las diferencias en la repartición de la riqueza y disminuir la violencia; pero apenas se esbozaron planes más concretos para ello.

 

  • Slim entra al debate.- El 26 de abril Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, se sumó a las descalificaciones hacia AMLO, defendiendo el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). Dijo que la obra beneficiaría a 5 millones de personas. En respuesta, MORENA difundió un comic con información clara, elaborada por Chapingo, donde se ve los estratosféricos costos y los riesgos que representa el subsuelo.

 

  • El primer debate, el 22 de abril, cinco Candidatos se confrontaron, incluyendo a los “independientes” Margarita Zavala y Jaime Rodríguez (el “Bronco”). Fue claro que cuatro de ellos tenían a AMLO en la mira y lo trataron de desprestigiar. El de Morena, no se preparó expresamente (lo confesó) y como se preveía, la lentitud de su discurso y falta de dominio visual lo hicieron aparecer poco convincente; pero en realidad los destinatarios fueron sus partidarios, que no quedaron defraudados. Anaya se vio con habilidades de polemista y agilidad mental; pero algunos datos que fueron posteriormente desmentidos. Mead, como le es habitual, parecía hablar a especialistas y se notaba su obsesión antilopezobradorcista.

 

  • Segundo debate.– El 20 de mayo fue el segundo debate en Tijuana. Con un público televidente de 12.6 millones de personas (9.6% más que el primero). Youtube tuvo 13 millones de videntes, Tuitter 1.2 millones y Facebook 1.7. Con la moderación demasiado inquisitiva y protagónica de los periodistas Yuriria Sierra y León Krauze; con un formato complicado que no permitía desenvolver mínimamente las ideas, con la presencia de público seleccionado “al azar” para formular preguntas, y con temas que de antemano se preveía que no habría discrepancias de fondo –la relación de México con Donald Trump, y el apoyo a los emigrantes en Estados Unidos y los de Centroamérica–, se prestó más a golpes escénicos, insultos y descalificaciones que a la exposición de propuestas programáticas. Al parecer, el debate no modificó las encuestas (sólo el 8% modificó su voto). Según la prestigiada encuestadora de Demotecnia De las Heras, en muestreo de 500 telefonemas acabado el programa. Los encuestados dieron el primer lugar del debate a López Obradorcon 27%. El 21% fue Ricardo Anaya, el 13% para José Antonio Meade y sólo 7% para Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”. Pero al mismo tiempo, a la pregunta por el que pareció el peor candidato, López Obrador volvió a ocupar el primer lugar con el 27% de los encuestados; el 21% dijo que fue Ricardo Anaya; el 13% eligió a José Antonio Meade, y sólo 7% para Jaime Rodríguez Calderón.

 

  • Tercer debate.- Tuvo lugar en Mérida, el 12 de julio. Fue conducido por los periodistas Gabriela Warketin, Carlos Puig y Leonardo Puig, quienes esta vez fueron entrevistadores incisivos. El escenario, dentro del soberbio Museo Maya, fe en torno a una mesa circular. Los temas de Economía y desarrollo, con los subtemas de desarrollo sustentable, crecimiento económico, pobreza y desigualdad, ciencia y tecnología, Educación y cambio climático. Dada la índole de estos temas y el encrispamiento de la población, no era posible que ninguno no se mostrara dispuesto a combatir la corrupción, mejorar los salarios y la economía de la gente, apoyar la mejoría de la educación y combatir el cambio climático. Se desarrolló, por tanto, con mayor respeto. Mead, como correspondía a su experiencia transexenial en la Secretaría de Hacienda, se comportaba como el técnico conocedor, que a la gente víctima de dicha economía más bien le asustaba. Anaya, con una sonrisa forzada, se mostró el dominio de polemista entrenada en el parlamento –perfecto manejo del tiempo, defensa de acusaciones y denuncias de supuesta corrupción de sus contendientes. Mostró que su principal contrincante esta vez era Mead, con lo que se colocaba más en la línea de continuidad que en la de cambio, que es lo que el electorado ahora desea. AMLO, confiado en su segura victoria, se mostró redundante, evasivo, sin concretizar sus propuestas.

 

  • Evaluación de los debates.- Ambos formatos no fueron adecuados para conocer y contrastar los programas de los candidatos. Era imposible en uno o dos minutos desarrollar mínimamente un programa y ni siquiera fundamentar una propuesta. En general, el tiempo se ocupó en tratar de evidenciar la poca preparación de los oponentes y descalificarlos, incluso mediante mentiras o insultos. Esto a la gente le fastidió. Por tanto, no fueron relevantes para modificar las preferencias electorales.

 

  • Programa “Tercer Grado” de Televisa. Además de los debates hubo otras iniciativas para conocer los proyectos y propuestas. Así Televisa entrevistó sucesivamente a los diferentes candidatos. El 3 de mayo cinco analistas entrevistaron a AMLO (Denisse Merker, Carlos Loret, Joaquín López Dóriga, Leo Zuckerman, Raymundo Riva Palacios, Drené Delgado y Leopoldo Gómez). Sorprendentemente (quizás buscando un nuevo posicionamiento de la televisora), los entrevistadores esta vez estuvieron dispuestos a escuchar a López Obrador, dejándole tiempo para explayarse. Su argumentación, esta vez, fue clara y convincente, y se despejaron algunos malentendidos.

 

  • Desplegado del Consejo Mexicano de Negocios.- Respondiendo a la denuncia hecha por AMLO, de que algunos empresarios[4] supuestamente financiaban una campaña anónima en su contra y que se habían reunido con Anaya para acercarse a EPN, dichos empresarios, diluyéndose en el Consejo Mexicano de Negocios, autonombrándose representantes de todo el empresariado, publicaron el desplegado “ASÍ NO”, firmado por numerosos logos empresariales, protestando por una supuesta falta de libertad y de intolerancia de “Juntos hacemos Historia”. Otro grupo de empresarios de la Pequeña y Mediana Industria (organización que agrupa unos 5,000 empresarios) se deslinda de ellos. Les contradicen, pues la PYMES proporciona el 70% de los puestos de trabajo, mientras que el CMN apenas un millón y de baja calidad. Esto permitió a AMLO a acercarse a algunos empresarios, centrando su ataque en un pequeño grupo que ejerce presión política y concentra demasiada riqueza.

 

  • El TLCAN.– Las demoras de las negociaciones se relacionaban con las elecciones. A principios de junio, Trump inició una guerra comercial, al exigir aranceles para el acero y el aluminio, obligando a México, Canadá y la Unión Europea a responder de alguna forma. Esto lleva la problemática nuevamente al terreno económico, lo que favorece más a Mead, que está en lo suyo.

 

Evaluación de las campañas:

  • Trabas a la democracia.- Hay que reconocer que la sociedad civil en estas campañas mejoró su conciencia crítica y fue capaz de mayor vigilancia para evitar los fraudes inveterados. El INE y el TRIFE, pese a haberse dejado llevar por presiones (la inclusión de “El Bronco” como candidato, pese a firmas falsas), ha tenido una actuación bastante decente. Sin embargo, de acuerdo con el organismo “Acción Ciudadana Frente a la Pobreza” (ACFP) en 27 Estados ya se han presentado varias denuncias de compra de votos (que van de $500 a $5,000 según la actividad a que se preste) y se rumora que para estos fines ilícitos se utiliza parte del fondo para damnificados de sismos.
  • La violencia electoral.- La presencia del crimen organizado se dejó sentir, influyendo en la votación, de hecho, eliminando candidatos inconvenientes: inscribiendo las campañas dentro del clima de violencia política, hasta fines de mayo se habían registrado unos 104 asesinatos de candidatos y políticos, 34 alcaldes igualmente asesinados, amén de 350 agresiones Cientos de candidatos han renunciado por razones de inseguridad (190 tan sólo en Guerrero).
  • Él fenómeno López Obrador: Suscitó de una mitad de la población, apoyo entusiasta y en la otra mitad, miedo y aversión. Aparte de cuestiones de su carisma, habilidad y conocimiento del país, esta polarización se explica por dos sentimientos compartidos diferencialmente en el electorado, el hartazgo del 80% y el miedo del 20%. El sexenio de EPN evidenció que la economía neoliberal, contra lo que prometía, ha resultado desastrosa para la mayoría de la gente, así como para el medio ambiente. Hay conciencia que este camino, aparentemente el más seguro, a la postre se evidenció como menos seguro, pues de continuar como vamos, el país se deteriorará aún más. Las mayorías se están sublevando contra esta dominación (como un poco en muchas partes del mundo), y seguramente esto se expresará en las urnas. Por otro lado, como era de esperarse, el grupo que ha resultado más favorecido por este proyecto (los multimillonarios que controlan el 9% de la riqueza nacional) se opondrán a cualquier cambio, ya que sus intereses son mayores que su patriotismo o que su sensibilidad social. Dada su poder e influencia, difunden –principalmente entre sectores medios– el miedo al cambio, utilizando para ello distorsiones canallas (“guerra sucia”) o presionan el voto a sus trabajadores.

La estrategia de la campaña de López Obrador ha sido la mejor planeada y ejecutada. Sergio Aguayo, en su colaboración del 20 de mayo del Diario MURAL, habla de tres tipos de campañas que deben cuidarse: a) por aire (espectaculares, “gingles”, spots, redes sociales) b) por tierra (mítines, visitas) c) Por subsuelo (encuentros privados con ciertos sectores de poderes fácticos). AMLO cuidó los tres, privilegiando el segundo, ya que se precia de haber visitado todos los municipios del país. Además ha sostenido encuentros que por lo que se sabe, han sido fructuosos con grupos empresariados locales, Iglesias, etc. En cambio, Anaya privilegió el primero (a), el aire, según El Financiero, de 2015 a mayo de 2018, ha aparecido 14 millones 300 mil promocionales; mientras que AMPLO apenas de 9 millones.

  • La sociedad se fue polarizando en torno a AMLO. Se le atacaba acremente, lo que obligaba a sus partidarios a una defensa igualmente visceral. Se le acusa a AMLO de haber dividido el país; pero en realidad el país ya estaba muy dividido –entre una minoría privilegiada con capacidad de manipulación y las mayorías empobrecidas—y lo que estas campañas hicieron fue tomar conciencia de dicha división.

 

  • El apoyo de Anaya se centró en las bases duras panistas y en algunos sectores de profesionistas, es decir, de quienes asusta que un Gobierno “populista” mengüe sus privilegios. No fue un candidato fuerte; alcanzó la candidatura dividiendo a su Partido y atrayendo como aliado a cúpulas desprestigiadas del PRD (los “chuchos”) que también firmaron el “pacto por México” en 2013. Se mostró como un estudiante empeñoso, buen polemista, pero con desconocimiento del pueblo, y no presentó una alternativa de proyecto, sino a lo más, algo más de honestidad.

 

  • Mead se mostró como experto. Parecía dirigirse al empresariado y a los conocedores de la economía. No tiene carisma y no pudo liberarse de la carga oprobiosa que arrastra el PRI en esta elección.
  • Lo que parece estar en juego son dos proyectos de país, el primero, la continuidad con los mismos modelos neoliberales de los últimos 35 años, que autoprestigiándose como “científicos” y “seguros”, han ido llevando el país hacia despeñadero, con crecimiento de las desigualdades y deterioro del medio ambiente. El otro proyecto, aún no se alcanza a ver bien. Según las propuestas de AMLO, se trataría de centrarse más en la economía interna que en la global (obviamente, no se pude desentenderse del entorno mundial), incentivar la producción nacional, aumento de dinero entre la población (salarios), a fin de que consuma más en productos de empresarios nacionalistas, evitar la corrupción y menguar los privilegios irracionales. Quedan, desde luego, muchos interrogantes y los riesgos que muchos empresarios con poca visión y sentido nacional, saquen sus efectivos, en vez de apoyar este proyecto de nación que en última instancia, también les beneficiaría. Se conseguiría asegurar nuestra soberanía (alimentaria), crear empleos y mejorar el crecimiento económico.
  • Queda también la incertidumbre de un gobierno de López Obrador, en caso de salir electo. Seguramente que tratará de mejorar la economía popular e independizarse en lo posible de la globalización neoliberal; pero conciente de los condicionamientos externos. Quizás busque inspiración en cierta economía keynesiana que en el pasado –en condiciones de postguerra- resultó benéfica al país. Aunque no se conoce bien su proyecto (salvo en su libro), se empeñará en mejorar las condiciones de vida de las mayorías y apoyará la economía nacional orientada al consumo interno, en lugar de apoyarse en las trasnacionales y empresas agroexportadoras. Al parecer va con buenos augurios; aunque se le critica el haberse allegado a gente poco presentable. Pero incluso el llamar a personas de diversos Partidos y procedencias (sin antecedentes claros de corrupción), puede esperar que atraiga apoyo de mucha gente de diversas procedencias a sumarse a su Proyecto de Nación. Es previsible que se organice una oposición de la parte más favorecida de la economía hasta ahora imperante, que le pondrán toda suerte de obstáculos, inclusive con tácticas “sucias”. Por otro lado, eso mismo provocará movilizaciones de sus partidarios, que redundará en mejoría de conciencia y en sus capacidades de organización. Esperemos que dé cabida a sus mejores colaboradores y no caiga en protagonismos vanidosos que le harán perder apoyos.

 

Fin de las campañas electorales.

El 27 de junio, conforme al calendario electoral finalizaron las campañas electorales, con cifras de las encuestas . De este moro se abre un breve período de tres días de silencio reflexivo en espera de la elección.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] El monto de la riqueza total de México en 2014 se calculaba en 77 billones de pesos

[2] Se conoce como “Doctrina Social Cristiana” a las normas, principios y reflexiones del magisterio -principalmente pontificio- relacionados con una ética social derivada del Evangelio. La encíclica fundante fue la “Rerum Novarum” de León XIII, en 1891. Entonces, la condición laboral era sumamente injusta y cruel, que era caldo de cultivo para ideas comunistas. La Iglesia decidió que tenía que decir su palabra. Propone medidas que aún hoy parecieran audaces (derecho de huelga, de sindicatos, jornada laboral de 8 horas, salario mínimo que alcance a toda la familia, participación en utilidades de la Empresa, etc. Sin embargo, acepta la propiedad privada, y su idea de sindicatos fue corporativa (“sindicatos blancos”).

[3] Esto no se dio sin conflicto al interior del Partido, entre las dos corrientes, los “dinos” (“dinosaurios” estalinistas) y los “renos” (“renovadores” del eurocomunismo de Togliati y Carrillo)

[4] Mencionó explícitamente sus nombres: Claudio X Gonzalez; Alberto Bailleres (Grupo Bal); Germán Larrea (Grupo Mexico); Eduardo Tricio (Grupo Lala) y, Alejandro Ramírez (Cinépolis)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s